…*^*Aprendiendo a Vivir*^*…

Un blog para compartir reflexiones, recuerdos y un poco de humor

Archive for 31 mayo 2008

Uno crece

Posted by pitufina07 en mayo 31, 2008

Imposible atravesar la vida… sin que un trabajo salga mal hecho, sin que una amistad cause decepción, sin padecer algún quebranto de salud, sin que un amor nos abandone, sin que nadie de la familia fallezca, sin equivocarse en un negocio.

Ese es el costo de vivir. Sin embargo lo importante no es lo que suceda, sino, cómo se reacciona. Si te pones a coleccionar heridas eternamente sangrantes, vivirás como un pájaro herido incapaz de volver a volar.

Uno crece…

Uno crece cuando no hay vacío de esperanza, ni debilitamiento de voluntad, ni pérdida de fe.

Uno crece cuando acepta la realidad y tiene aplomo de vivirla. Cuando acepta su destino, pero tiene la voluntad de trabajar para cambiarlo.

Uno crece asimilando lo que deja por detrás, construyendo lo que tiene por delante y proyectando lo que puede ser el porvenir.

Crece cuando supera, se valora y sabe dar frutos. Uno crece cuando abre camino dejando huellas, asimila experiencias… ¡Y siembra raíces!

Uno crece cuando se impone metas, sin importarle comentarios negativos, ni prejuicios, cuando da ejemplos sin importarle burlas, ni desdenes, cuando cumple con su labor.

Uno crece cuando se es fuerte por carácter, sostenido por formación, sensible por temperamento… ¡Y humano por nacimiento!

Uno crece cuando enfrenta el invierno aunque pierda las hojas, recoge flores aunque tengan espinas y marca camino aunque se levante el polvo.

Uno crece cuando se es capaz de afianzarse con residuos de ilusiones, capaz de perfumarse con residuos de flores… ¡Y de encenderse con residuos de amor!

Uno crece ayudando a sus semejantes, conociéndose a sí mismo y dándole a la vida más de lo que recibe.

Uno crece cuando se planta para no retroceder… Cuando se defiende como águila para no dejar de volar…

Cuando se clava como ancla y se ilumina como estrella.

Entonces… Uno Crece

Anuncios

Posted in Para pensar | Etiquetado: , | 3 Comments »

Enséñame – Guillermo Fernández

Posted by pitufina07 en mayo 30, 2008

.

Si supieras la tristeza que dejaste en mi

si pudieras ver al menos como estoy sin ti

si el dolor que estoy sintiendo se parara frente a ti

tal vez así verías…

Que te fuiste y no te has ido por que siempre estás

por que todo en mi se niega a no verte mas

por que tú no me enseñaste como hacer para olvidarte

y yo sigo siendo tuyo

porque así me acostumbraste.

Si supieras como duele esta soledad

me lastima estando solo tanta libertad

si un amigo te contara que me vio llorar por ti

tal vez así verías…

Que te fuiste y no te has ido por que siempre estás,

porque todo en mi se niega

a no verte mas,

por que tú no me enseñaste

como hacer para olvidarte,

y yo sigo siendo tuyo

por que así me acostumbraste.

Enséñame a olvidar las cosas que viví contigo

a seguir sin ti de nuevo mi camino

a poder vivir sin verte

sin amarte, sin tenerte.

Enséñame lo que nunca me enseñaste del olvido

solo así por fin sabré que tú te has ido

y podré vivir en paz conmigo.

Posted in Letras de Canciones | Etiquetado: , | Leave a Comment »

Los triunfadores

Posted by pitufina07 en mayo 23, 2008

.

A veces los triunfadores no son aquellos a los que todo el mundo aplaude y reconoce.

No son los que construyeron grandes obras, dejaron constancia de su liderazgo o viajaron en primera clase.

A veces los triunfadores no son los administradores geniales, ni los visionarios del futuro o los grandes emprendedores.

Por ello, tal vez no los reconoceríamos en medio de tanto pensador, filósofo o tecnólogo, que supuestamente conducen a este mundo por la senda del progreso.

A veces el triunfador no es el negociador internacional, o el hacedor de empresas de clase mundial o el deslumbrante estadista que asiste a reuniones cumbre.

No es el que se afana por exportar mucho, sino el que todavía se importa a sí mismo.

Porque el triunfador puede ser también el que calladamente lucha por la justicia, aunque no sea un gran orador o un brillante diplomático.

El triunfador puede ser igualmente el que venció la ambición desmedida y no fue seducido por la vanidad o el poder.

Es triunfador el que no obstante que no viajó mucho al extranjero, con frecuencia hizo travesías hacia el interior de sí mismo para dimensionar las posibilidades de su corazón.

Es el que quizás nunca alzó soberbio su mano en el podium de los vencedores, pero triunfó calladamente en su familia y con sus amigos y los cercanos a su alma.

Es, quizá, el que nunca apareció en las páginas de los periódicos, pero sí en el diario de Dios; el que no recibió reconocimientos, pero siempre obtuvo el de los suyos; el que nunca escribió libros, pero sí cartas de amor a sus hijos y el que pensó en redimir a su país a través de la asfixiante aventura de su trabajo común y rutinario y aquel que prefirió la sombra, porque, finalmente, es tan importante como la luz.

A veces el triunfador no es el que tiene una esplendorosa oficina, ni una secretaria ejecutiva, ni posee tres maestrías; no hace planeación estratégica ni elabora reportes o evalúa proyectos, pero su vida tiene un sentido, hace planes con su familia, tiene tiempo para sus hijos y encuentra fascinante disfrutar de la hermosa danza de la vida.

A veces el triunfador no es el pasa a la historia, sino el que hace posible la historia; el que encuentra gratificante convencer y no sólo vencer y el que de una manera apacible y decidida lucha por hacer de este mundo un mejor lugar para vivir.

El que sabe que aunque sólo vivirá una vez, si lo hace con maestría, con una vez le bastará.

A veces el triunfador no tiene que ser el que construyó grandes andamiajes y estructuras administrativas, pero supo cómo construir un hogar; no es el que tiene un celular, pero platica con sus hijos, no tiene email, pero conoce y saluda a sus vecinos, no ha ido al espacio exterior, pero es capaz de ir hacia su espacio interior y sin haber realizado grandes obras arquitectónicas, supo construirse a sí mismo y fue, como dice el poeta, el cómplice de su propio destino.

A veces el triunfador suele ser Teresa de Calcuta, o Francisco de Asís o Nelson Mandela, o tal vez la enfermera callada, el obrero sencillo y el campesino olvidado, porque como personas triunfaron sobre la apatía o el desencanto y con su esfuerzo cotidiano establecieron la diferencia.

A veces el triunfador puede ser el carpintero pobre de un lugar ignorado, o una mujer sencilla de pueblo o un niño humilde que nació en un pesebre, porque no había para él lugar en la posada…

Rubén Núñez de Cáceres

Posted in Para pensar | Etiquetado: , | 2 Comments »

¿Conoce alguien el amor?

Posted by pitufina07 en mayo 19, 2008

.

¿Conoce alguien el amor?

¡El amor es un sueño sin fin!

Es como un lánguido sopor

entre las flores de un jardín…

.

¿Conoce alguien el amor?

Es un anhelo misterioso

que al labio hace suspirar,

torna al cobarde en valeroso

y al más valiente hace temblar;

es un perfume embriagador

que deja pálida la faz;

es la palmera de la paz

en los desiertos del dolor…

.

¿Conoce alguien el amor?

Es una senda florecida,

es un licor que hace olvidar

todas las glorias de la vida,

menos la gloria del amar…

Es paz en medio de la guerra.

Fundirse en uno siendo dos…

¡La única dicha que en la tierra

a los creyentes les da Dios!

Quedarse inmóvil y cerrar

los ojos para mejor ver;

y bajo un beso adormecer…,

y bajo un beso despertar…

Es un fulgor que hace cegar.

¡Es como un huerto todo en flor

que nos convida a reposar!

.

¿Conoce alguién el amor?

¡Todos conocen el amor!

El amor es como un jardín

envenenado de dolor…,

donde el dolor no tiene fin.

.

¡Todos conocen el amor!

Es como un áspid venenoso

que siempre sabe emponzoñar

al noble pecho generoso

donde le quieran alentar.

.

Al más leal traidor,

es la ceguera del abismo

y la ilusión del espejismo…

en los desiertos del dolor.

.

¡Todos conocen el amor!

¡Es laberinto sin salida

es una ola de pesar

que nos arroja de la vida

como los náufragos del mar!

Provocación de toda guerra…,

sufrir en uno las de dos…

¡La mayor pena que en la tierra

a los creyentes les da Dios!

Es un perpetuo agonizar,

un alarido, un estertor,

que hace al más santo blasfemar…

¡Todos conocen el amor!

.

Francisco Villaespesa

Posted in Poemas, Poemas de amor | Etiquetado: , | 1 Comment »

Como se cura una herida – Jaci Velasquez

Posted by pitufina07 en mayo 18, 2008

Que triste es despertar

y ver la realidad

ver que es mentira

lo que sentías

saber que es el final.

Que triste es ver caer

esa pared que ayer

me resguardaba

y no me dejaba ver

lo que hacías.

Como se cura una herida

cuando perdonar es tan difícil

y cuando olvidar no se consigue.

Como enfrentarse a la vida

con el corazón hecho pedazos

cuando la desilusión

te quiebra el mundo y pega

un golpe bajo.

Nunca imaginé

llorar tu engaño.

En medio del dolor

mi fuerza fue mi fe

y en mi lamento

buscando aliento

miré hacia el cielo y pregunté.

Como se cura una herida

cuando perdonar es tan difícil

y cuando olvidar no se consigue.

Como enfrentarse a la vida

con el corazón hecho pedazos

cuando la desilusión

te quiebra el mundo y pega

un golpe bajo.

Nunca imaginé

llorar…

Tu engaño me enseñó

que no hay nada seguro

que solo se puede contar con Dios.

Posted in Letras de Canciones | Etiquetado: , | 1 Comment »

Confucio y los profesores – Reflexiones Diarias (Paulo Coelho)

Posted by pitufina07 en mayo 16, 2008

Poco se conoce acerca de la vida del filósofo chino Confucio; se cree que vivió entre los años 551-479 A.C. Algunas de sus obras se le atribuyen a él, otras fueron compiladas por sus discípulos. En uno de estos textos, “Conversaciones Familiares”, aparece un interesante diálogo que tiene que ver con el aprendizaje.

Confucio se sentó a descansar, y sus alumnos comenzaron a hacerle preguntas. Ese día, el Maestro estaba bien dispuesto, y decidió responder.

-Usted consigue explicar todo lo que quiere. ¿Por qué no se acerca al

emperador y habla con él?

-El emperador también hace bellos discursos -dijo Confucio. -Y los bellos

discursos no son más que una cuestión de técnica; en sí mismos, no son portadores de la Virtud.

-Entonces envíele su libro Poemas.

-Los trescientos poemas allí escritos se pueden resumir en una sola frase:

piense correctamente. Éste es el secreto.

-¿Y qué es pensar correctamente?

-Es saber usar la mente y el corazón, la disciplina y la emoción. Cuando se desea una cosa, la vida nos guiará hacia ella, pero por caminos que no esperamos. Muchas veces nos dejamos confundir, porque estos caminos nos sorprenden -y entonces creemos que estamos yendo en dirección equivocada. Por eso digo: déjense llevar por la emoción, pero practiquen la disciplina de seguir adelante.

-¿Usted hizo eso?

-A los quince años, comencé a aprender. A los treinta, tuve la certeza de lo que deseaba. A los cuarenta, volvieron las dudas. A los cincuenta años, descubrí que el Cielo tiene un designio para mí y para cada hombre sobre la faz de la Tierra. A los sesenta, comprendí este designio y encontré la tranquilidad para cumplirlo. Ahora, a los setenta años, puedo escuchar a mi corazón, sin que éste me haga salir del camino.

-Entonces, qué lo hace diferente de los otros hombres que también aceptan la voluntad del cielo?

-Yo trato de compartirla con ustedes. Y aquel que consigue discutir una verdad antigua con una generación nueva, debe usar su capacidad para enseñar. Ésta es mi única cualidad: ser un buen profesor.

-¿Y cómo es un buen profesor?

-El que revisa todo lo que enseña. Las ideas antiguas no pueden esclavizar al hombre, porque ellas se adaptan, y toman nuevas formas. Entonces, tomemos la riqueza filosófica del pasado, sin olvidar los desafíos que el mundo de hoy propone.

-¿Y qué es un buen alumno?

-Aquel que escucha lo que digo, pero que adapta mis enseñanzas a su vida, y nunca las sigue al pie de la letra. Aquel que no busca un empleo sino un trabajo que lo dignifique. Aquel que no busca hacerse notar, pero sí en cambio hacer algo notable.

Posted in Para pensar | Etiquetado: , , , | 1 Comment »

Madre hay una sola

Posted by pitufina07 en mayo 16, 2008

Por culpa del azar o de un desliz, cualquier mujer puede convertirse en madre.

La naturaleza la ha dotado a mansalva del “instinto maternal” con la finalidad de preservar la especie.

Si no fuera por eso, lo que ella haría al ver a esa criatura minúscula, arrugada y chillona, sería arrojarla a la basura. Pero gracias al instinto maternal la mira embobada, la encuentra preciosa y se dispone a cuidarla gratis hasta que cumpla por lo menos 21 años.

Ser madre es considerar que es mucho más noble sonar narices y lavar pañales, que terminar los estudios, triunfar en una carrera o mantenerse delgada.

Es ejercer la vocación sin descanso, siempre con la cantaleta de que se laven los dientes, se acuesten temprano, saquen buenas notas, tomen leche, no fumen.

Es preocuparse de las vacunas, la limpieza de las orejas, los estudios, las palabrotas, los novios y las novias; sin ofenderse cuando la mandan a callar o le tiran la puerta en las narices, porque no están en nada…

Es quedarse desvelada esperando que vuelva la hija de la fiesta y cuando llega hacerse la dormida para no fastidiar.

Es temblar cuando el hijo aprende a manejar, anda en moto, se afeita, se enamora, presenta exámenes o le sacan las amígdalas.

Es llorar cuando ve a los niños contentos, y apretar los dientes y sonreír cuando los ve sufriendo.

Es servir de niñera, maestra, chofer, cocinera, lavandera, médico, policía, confesor y mecánico, sin cobrar sueldo alguno.

Es entregar su amor y su tiempo sin esperar que se lo agradezcan.

Es decir, que “son cosas de la edad” cuando la mandan al cara…….

Madre es alguien que nos quiere y nos cuida todos los días de su vida y que llora de emoción porque uno se acuerda de ella una vez al año: “el día de la Madre”.

El peor defecto que tienen las madres es que se mueren antes de que uno alcance a retribuirles parte de lo que han hecho.

Lo dejan a uno desvalido, culpable e irremisiblemente huérfano.

Por suerte hay una sola. Porque nadie aguantaría el dolor de perderla dos veces.

Autor: Isabel Allende

Se lo dedico con todo mi corazón a mi querida mamá que ya está en el cielo.

Posted in Ocasiones Especiales, Para pensar | Etiquetado: , , | Leave a Comment »

Año Nuevo

Posted by pitufina07 en mayo 2, 2008



En esta noche de fin de año, cierras un volumen más de la historia de
tu vida. Cuando comenzaste este libro era todo tuyo, te lo puso Dios
en las manos y podías hacer de él lo que quisieras, un poema, una
pesadilla, una oración. Podías, hoy ya no puedes, no es tuyo, ya
está escrito, ahora es de Dios. 

El te va a leer todo, el día en que mueras, con todos los detalles. Ya
no puedes corregirlo, ha pasado al dominio de la eternidad. 

Piensa unos momentos, en esta última noche del año. Coge tu libro y leélo
despacio, hojéalo, deja pasar sus páginas por tus manos y por tu
conciencia, ten el placer de leerte a ti mismo. 

Lee todo, repite aquellas páginas de tu vida en las que pusiste tu mejor
estímulo; lee aquellas otras que nunca quisiste haber escrito. No,
no intentes arrancarlas, es inútil. Ten valor de leerlas. 

Son tuyas, no puedes destruirlas, pero si puedes anularlas cuando
escribas tu volumen siguiente. Si lo haces así, Dios los pasará de
corrido cuando lea tu libro en el último día.

Reza sobre tu libro viejo. Cógelo en tus manos, levántalo hacia el cielo
y dile a Dios desde el fondo del corazón ``Gracias Padre mío y
perdóname''. Después ponlo a los pies de Cristo, no importa aunque
tenga páginas negras. Cristo sabe perdonar. 

Esta noche te va a dar Dios otro libro, completamente nuevo y blanco, es
todo tuyo y vas a poder escribir en él lo que quieras. Pon el nombre
de Jesús en la primera página, después dile humildemente que te
deje escribirlo, solo dile que siempre te tenga de la mano y del
corazón.

Posted in Ocasiones Especiales, Para pensar | Etiquetado: , , | Leave a Comment »